Algeciras · Los Barrios · La Linea · Barbate

Destapando mitos sobre los dentistas y el embarazo

Hay multitud de creencias sobre los dentistas y el embarazo, mitos asentados en la sociedad y que no son del todo ciertos.

Cuando una mujer se queda embarazada piensa que su salud dental empeorará y que tendrá que esperar 9 meses hasta poder visitar a su dentista en caso de que lo necesite. El embarazo, efectivamente puede afectar a la salud dental de las futuras madres, sin embargo hay ciertas formas de evitar que este tipo de afecciones se agraven.

dentistascolomerdental

En primer lugar, queremos aclarar que las mujeres pueden visitar al dentista durante el embarazo. Si bien es cierto que se han de tomar precauciones especiales, el embarazo no impide que puedas ir al dentista. Hay tratamientos que se pueden realizar a las mujeres embarazadas:

Durante el primer trimestre:

Tratamientos de urgencia

Segundo trimestre:

Cualquier tratamiento dental ya que tu dentista utilizará la anestesia local correspondiente para que no afecte al bebé.

Rx dentales (con delantal de plomo)

Tercer trimestre:

Cualquier tipo de tratamiento aunque se intenta evitar los que requieren un tiempo prolongado sentada en el sillón, por las molestias que puedas sentir debido al tamaño de la tripa.

No está permitido durante el embarazo:

Uso de óxido nitroso en el primer y tercer trimestre. Puede ocasionar abortos espontáneos, y riesgo de partos prematuros.

De igual manera, si hay antecedentes de partos prematuros, se evitará el tratamiento dental en los últimos meses de embarazo.

Los problema dentales más comunes durante el embarazo son:

Gengivitis del embarazo: la gengivitis gestacional consiste en la inflamación y sangrado de la encías. Realmente este problema no lo origina el embarazo en si, se trata de algo que ya existía previamente y que se grava durante el periodo de gestación. Son los cambios hormonales del embarazo lo que contribuye a un aumento en la sensibilidad de las encías.

Caries debido a los vómitos de los primeros meses, al aumento de la ingesta de alimentos y a una escasa o mala higiene posterior. La saliva también tiene su culpa ya que durante el último trimestre se altera volviéndose más ácida.

Los ligamentos periodontales se ven afectados provocando movilidad en los dientes. Esto deja vía libre a que los restos de alimentos se cuelen debajo de las encías.

Dientes y encías más sensibles debido al aumento del flujo sanguíneo.

¿Qué puedes hacer si surge alguna infección bucal durante el embarazo?

Toda infección supone un riesgo, ya sea dental o de cualquier otro tipo. Por ello, es muy importante que acudas al dentista para conocer la gravedad de la infección y tomar la medidas que tu dentistas considere oportunas.

Ahora ya sabes que, aunque estes embarazada puedes visitar a tu dentista siempre y cuando tomes la precauciones pertinentes. Por otro lado, es muy importante que tengas un especial cuidado de tu salud e higiene dental durante este periodo.

 

 

 

Servicio de Urgencias Localizable 24h en el Campo de Gibraltar 651 96 96 96

Top